Cámara Mirrorless Canon EOS M3

Excelentes controles manuales, gran calidad de construcción y un magnífico manejo: estas son las principales características que la Canon EOS M3 pretende ofrecer al público. Desde este punto de vista no hay nada que objetar, pero hay algunas carencias que le impiden brillar en el panorama de las cámaras sin espejo. Veámoslo mejor en detalle.

[rap asin="B00TFDDO6A"]

Diseño y características

La Canon EOS M3, en términos de apariencia y sensación en la mano, parece exactamente una DSLR de la serie EOS, con una muy buena calidad de construcción y algunos elementos de hardware de alta gama. Está formado por una primera capa de acero, mientras que la capa exterior es de aluminio, recubierta con un acabado de imitación de cuero para darle más solidez en el agarre.

El objetivo suministrado es un 18-55m, que es bastante grande para los estándares actuales. A nivel pues de botones y controles físicos, está realmente bien dotado, la buena disposición y completitud de los mismos, nos dan la sensación de tener un control total sobre la cámara y sus ajustes.

Carece de visor electrónico, pero en la parte trasera encontramos la pantalla táctil LCD de 3 pulgadas, con una resolución de 1,04 millones de puntos y con capacidad para orientarse en cualquier dirección. Con una gran capacidad de respuesta y fluidez, se puede utilizar (además de para establecer los distintos ajustes) para elegir el punto de enfoque simplemente tocando la zona deseada con el dedo. Los colores son bastante precisos y el brillo es bueno incluso cuando se utiliza con luz solar directa.

Tiene un pequeño flash emergente en la parte superior del cuerpo de la cámara y una buena implementación inalámbrica, de hecho hay Wi-Fi, NFC y un sensor de infrarrojos, lo que significa que podemos utilizar varios mandos a distancia tradicionales, en lugar del teléfono o la tableta, para manejar la cámara y disparar a distancia.

Rendimiento

La Canon EOS M3 utiliza un sistema de autoenfoque híbrido con detección de contraste y detección de fase con 49 puntos, frente a los 31 de la EOS M. Definitivamente es una gran mejora, aunque todavía no está entre los más rápidos entre los compactos.

El sistema AF es satisfactorio, aunque no existe la posibilidad de controlar el tamaño de la zona de enfoque, lo que lo hace especialmente complicado si tenemos que fotografiar sujetos muy pequeños y aunque en el seguimiento de los objetos no suele ser muy rápido.

[rap asin="B00TFDDO6A"]

Entre disparo y disparo, pasan varios instantes antes de poder hacer una nueva foto e incluso en modo ráfaga no resulta muy rápida, 4,2fps sin autofoco.
En formato JPEG se puede disparar continuamente, pero en RAW, llega hasta 5 disparos antes de que se llene el buffer.
Sin embargo, en general, la Canon EOS M3 no es una cámara rápida.

Calidad de imagen y vídeo

El sensor de 24,2 megapíxeles ofrece un excelente nivel de detalle y los niveles de ruido son muy buenos a medida que se sube de sensibilidad.

El rango ISO va de 100 a 12800, ampliable hasta 25600. Los resultados son perfectos hasta ISO 6400, donde en cambio muchas cámaras CSC comienzan a degradarse de forma mucho más pronunciada.

Así que la Canon EOS M3 funciona bastante bien para las fotos de la puesta de sol, especialmente cuando se combina con un objetivo razonablemente rápido como un 22m f/2.

Sin embargo, en ISOs bajos, el rango dinámico no alcanza el nivel que esperamos de una cámara APS-C. Esto significa que los niveles de detalle en las sombras no son tan impresionantes, lo que por supuesto se refleja en la calidad general de la imagen tomada.

[rap asin="B00TFDDO6A"]

La EOS M3 tampoco compensa la distorsión geométrica del objetivo, utilizando el 18-55m de hecho, se aprecia una ligera distorsión de barril.

La calidad de video en cambio es estándar, para un uso casual estará bien pero para quienes buscan una cámara con características de video de alto nivel no es la mejor opción. Hay una entrada para micrófono externo y la captura es a 1080p 30p.

Conclusion de la Canon EOS M3

Aunque el rendimiento en ISO bajo no es tan emocionante y en general no es tan rápida, la Canon EOS M3 ciertamente tiene sus encantos. Hace fotos de buena calidad, cuenta con varios controles manuales, tiene un diseño sólido y es agradable de agarrar, todo lo cual sin duda atraerá a los ávidos fotógrafos.

[rap asin="B00TFDDO6A" tema="Estilo4"]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Visualidad, Política de privacidad y Cookies. Si continuas navegando aceptas su uso. Más información