Cámara Sin Espejo Fujifilm X-A7

La X-A7 es una cámara digital sin espejo de objetivos intercambiables dirigida a un público básico. Al igual que la versión anterior, tenemos un sensor de imagen CMOS APS-C de 24MP, montura de objetivo Fijifilm X y un cuerpo de cámara sin visor electrónico.

Con la Fujifilm X-A7 vemos la adición de varias características nuevas e interesantes. Lo primero y más importante es la pantalla táctil LCD de 3,5 pulgadas, que en una máquina de este tamaño está por encima de la media, y luego un modo 4K más utilizable que el de la X-A5.

Ahora también se puede conectar un micrófono externo para hacer vídeos y vlogs, y la capacidad de la pantalla para girar en todas las posiciones la hace especialmente buena para los usuarios ávidos de las redes sociales, y para aquellos que buscan construir su marca en Instagram y YouTube.

La falta de estabilización interna no es un talón de Aquiles si utilizamos ópticas estabilizadas, pero recomendamos encarecidamente adquirir objetivos de mayor calidad que el kit Fujinon 15-45mm, porque la calidad de imagen de esta cámara sin espejo merece un objetivo más capaz.

Dentro del mercado de las mirrorless de iniciación sin visor, en estos momentos la Fujifilm X-A7 se sitúa en el mismo rango de precios que el último lanzamiento de la Canon EOS M200, sobre la que tiene algunas ventajas sobre todo en el ámbito del rendimiento y la calidad de imagen.

Dentro del catálogo de Fuji, nos gusta destacar que la X-A7 representa una buena actualización respecto a la versión anterior, eliminando algunas limitaciones, y añadiendo varias especificaciones técnicas que provienen de la línea más premium.

En nuestra opinión es una buena cámara para empezar, tanto para las fotos como para el vídeo de alta definición, pero ahora vamos a repasar todos los detalles en este análisis de la nueva cámara Fujifilm X-A7.

Diseño y características

[rapimagen asin="B07XFFYDLX"]

Con Fujifilm, el diseño nunca decepciona. La X-A7 es una hermosa cámara de aspecto ligeramente vintage con un buen acabado y calidad de construcción. Con el objetivo del kit montado, sólo pesa 450 gramos, lo que la hace recomendable para aquellos que quieran una cámara ligera y fácil de llevar.

El objetivo básico del kit es de tipo zoom con un mecanismo retráctil automático. Cuando la cámara está encendida, el objetivo se extiende, y cuando está apagada es bastante compacto. En el objetivo encontramos un anillo para activar el zoom motorizado, y un anillo para el enfoque manual.

En la parte superior, el anillo más grande permite seleccionar el modo de disparo, ya sea para disparar en manual o semiautomático, o para seleccionar una escena predefinida y dejar que la cámara decida los ajustes.

Buena presencia de otros dos diales, siempre en la parte superior. El que se encuentra alrededor del botón del obturador es útil para cambiar diferentes parámetros, el otro para compensar la exposición. En este último dial el botón central es personalizable, y en el modo de vídeo inicia y apaga la grabación.

El agarre no es pronunciado, tenemos una invitación para los dedos de la mano derecha, para proporcionar algo de agarre, pero no mucho. Sin embargo, el material antideslizante es bastante bueno y la cámara se mantiene firme en la mano.

La parte trasera del cuerpo de la cámara tiene un diseño diferente al de otras cámaras sin espejo de esta categoría. La principal diferencia radica en el tamaño de la pantalla, que aquí ocupa casi toda la parte, y deja poco espacio para otros controles manuales.

Tenemos dos botones y un pequeño joystick, pero se echa en falta el clásico botón de menú multifunción, pero afortunadamente tenemos un menú táctil en pantalla LCD que funciona de maravilla, y el joystick se puede utilizar tanto para controlar el punto de enfoque como para navegar por el menú.

[rap asin="B07XFFYDLX"]

Cuando la cámara está en modo de disparo, basta con pulsar la flechita que aparece en la parte inferior derecha para abrir una pantalla de menú y acceder a funciones interactivas para principiantes como "potenciador de retratos" y "control de profundidad".

Si en su lugar pulsamos el botón Q (también en la pantalla), tendremos acceso a un menú rápido más completo, similar al de las cámaras réflex y sin espejo más avanzadas. Aquí podemos seleccionar la sensibilidad ISO y otras opciones. Depende del modo de disparo (manual, semiautomático, automático o preestablecido) y algunas de las opciones estarán más o menos disponibles.

Justo encima de la pantalla encontramos los botones PLAY y DRIVE, este último para decidir el modo de disparo simple o continuo, con dos opciones a 6 fps o 3 fps. .

Para las tomas con poca luz, podemos activar el flash incorporado o conectar un flash externo a la zapata de la cámara.

Pantalla

Con la adición de una pantalla LCD más grande, y un mecanismo de ángulo variable como el de las cámaras EOS de Canon, la Fujifilm X-A7 se convierte en una cámara perfecta para disparar en cualquier posición, y conveniente también para los vloggers.

La pantalla es ahora de 3,5 pulgadas (frente a las 3 pulgadas de la versión anterior) y ocupa una mayor parte de la parte trasera del cuerpo de la cámara. La resolución es de 2.760 k-puntos y la relación de aspecto 16:9.

[rap asin="B07XFFYDLX"]

Nos parece una solución inteligente, sobre todo porque la X-A7 está claramente posicionada en el mercado de los usuarios de Instagram, Facebook y las redes sociales, donde normalmente el usuario medio está acostumbrado a hacer fotos con smartphones y a utilizar los controles directamente en la pantalla. La X-A7 emula este tipo de uso, y estamos seguros de que será bien recibida por este público.

Además de ser grande y bien articulada, la pantalla de la Fuji X-A7 es también muy brillante y muy visible en condiciones de luz abundante, como un día soleado. En una cámara que carece de integración del visor electrónico, es una característica que se agradece.

Calidad de la imagen

La Fujifilm X-A7 está equipada con un sensor APS-C, mucho más grande que el que montan las cámaras de los teléfonos móviles, por lo que para aquellos que vengan de la fotografía de los smartphones y quieran dar el salto de calidad, la mejora que se obtiene con la X-A7 es notable.

Esto nos permite obtener mejores fotos, tener más rendimiento en condiciones de poca luz y aumentar el efecto de desenfoque del fondo para los retratos.

También gana la posibilidad de poder cambiar el objetivo a voluntad, para tener acceso a diferentes distancias focales para distintos tipos de fotografía. Los objetivos aceptados son aquellos con montura Fujifilm X.

[rap asin="B07XFFYDLX"]

Cuando se utiliza en modo SR (totalmente automático), la cámara da acceso a una serie de opciones para los que se inician, y toma fotografías en JPEG.

Mientras que para aquellos que sepan utilizar los modos semiautomáticos (P, A, S) o manuales (M), dispondrán de más opciones, incluyendo el disparo en RAW, que ofrece más libertad de ejecución a la hora de retocar en Photoshop.

Para aquellos que quieran evitar la manipulación de las fotos en el ordenador, el modo avanzado (ADV) que se encuentra en el dial principal, ofrece 19 efectos que se aplican al instante a la foto, conveniente para diferentes situaciones de disparo y para conseguir fotos creativas.

Además, las simulaciones de película, que se pueden activar desde el menú de disparo interactivo con un simple toque en la pantalla, son muy convincentes y especialmente útiles para conseguir fotos de calidad sin tener que pasar por un editor externo. Uno de nuestros favoritos es el blanco negro de Fuji, que ofrece una calidad realmente excepcional.

Con la Fujifilm X-A7, podemos ir y seleccionar la simulación de película que prefiramos, y arrastrar el deslizador en pantalla para ver la diferencia entre la foto normal y la simulación de película seleccionada.

Para los que les gusta utilizar la cámara a su máxima capacidad, en el modo de escena encontramos opciones muy interesantes. Además de los clásicos preajustes como retrato, paisaje, noche, fuegos artificiales, etc… también encontramos un modo de estela de luz que nos permite crear el efecto de luces en movimiento, y un modo de multiexposición que superpone dos tomas para crear texturas creativas.

[rap asin="B07XFFYDLX"]

El ruido digital se mantiene bajo control hasta ISO 800 e ISO 1600, con un poco de grano sólo visible en una pantalla de PC de 15". Con estos niveles ISO, podemos publicar imágenes en las redes sociales con total seguridad y el ruido será invisible.

A ISOs más altos como 3200 encontramos que el ruido se hace más notable, y a medida que seleccionamos sensibilidades más altas notaremos que las imágenes decaen en calidad y detalle.

Rendimiento

La Fujifilm X-A7 ofrece el nuevo Sistema de Enfoque Híbrido de Detección de Fase y Contraste, con 117 puntos AF seleccionables. Se trata de una actualización sustancial respecto a la versión anterior, y mejora sus capacidades para fotografiar sujetos con enfoque automático.

En particular, la función de reconocimiento facial es muy fiable. En cuanto un sujeto aparece en el encuadre notaremos inmediatamente un recuadro verde alrededor de la cara, y si el sujeto se mueve el seguimiento es rápido y preciso.

[rap asin="B07XFFYDLX"]

En cuanto el sujeto dirige su mirada a la cámara, aparece inmediatamente el cuadro de reconocimiento de ojos, que también se queda pegado a la persona encuadrada y da una sensación de eficacia del sistema inteligente.

También está disponible la función "tocar para enfocar", para seleccionar el punto de enfoque directamente en la pantalla.

El sistema AF también depende mucho del objetivo que se utilice, y ya con el objetivo del kit se muestra fiable, si luego montamos un objetivo mejor tendremos un rendimiento aún mayor.

La Fujifilm X-A7 incluye un sistema de medición de luz de tipo TTL de 256 zonas. Es preciso y potente, con la capacidad de exponer correctamente los sujetos bajo todo tipo de luz y para diferentes situaciones, sin comprometer demasiado el detalle de la foto en las zonas claras y oscuras.

[rap asin="B07XFFYDLX"]

En cuanto al disparo continuo, no encontramos un rendimiento excepcional, pero en una cámara de este tipo no lo echamos especialmente en falta. Con 6 disparos por segundo podemos hacer fácilmente algunas fotos de sujetos en movimiento sin tener demasiadas pretensiones.

Para el autodisparador, desde el menú interno seleccionamos el retardo disponible de 2 o 10 segundos, o la opción de disparar con detección de rostro (o sonrisa). Hemos comprobado que esta última característica no es 100% eficaz para reconocer todos los rostros.

Vídeo

Es agradable encontrar la adición de un modo 4K que realmente se puede utilizar. En la Fujifilm X-A5, el 4K sólo estaba disponible a 15 fps, lo que crea una película a partir del movimiento brusco. La Fujifilm X-A7 soluciona esto e introduce el 4K hasta 30p, y un límite de grabación Ultra HD de hasta 15 minutos.

También está disponible el modo Full HD de hasta 60 fps, con grabación continua de hasta 30 minutos.

[rap asin="B07XFFYDLX"]

En el lateral de la cámara, encontramos una entrada de 2,5 mm para un micrófono externo. Como se trata de un tipo de conector diferente al estándar de 3,5 mm, necesitarás un adaptador (que suele venderse en la caja), o puedes comprar el micrófono original de la línea Fuji que ya está equipado con el conector adecuado.

La presencia de la entrada de micrófono en esta versión de la cámara la hace más atractiva para los interesados en crear vídeos para las redes sociales. Sin embargo, hemos observado que en la posición vlog, cuando la pantalla está colocada a 180° al lado del cuerpo de la cámara, la entrada del micrófono cubre una pequeña parte de la pantalla.

Incluso en el modo de vídeo, podemos seleccionar la función "potenciador de retrato" y "simulación de película", para crear un efecto más agradable, para aquellos que no quieren crear ediciones con programas externos.

Conectividad

En el cuerpo de la Fujifilm X-A7 encontramos USB-C 2.0, micro HDMI Tipo D y entrada de micrófono de 2,5 mm.

La cámara también está equipada con conectividad inalámbrica WiFi y Bluetooth 4.2 (de bajo consumo).

A través de la aplicación gratuita de Fujifilm para iOS y Android, podemos habilitar la comunicación inalámbrica con los smartphones seleccionando fotos individuales, ya sea a través de la cámara o de la aplicación, o bien podemos optar por descargar todas las fotos automáticamente en el teléfono a medida que se toman.

Autonomía

La Fujifilm X-A7 monta baterías de litio tipo NP-W126S, y en modo estándar permite hacer hasta 270 fotos con una carga, o 55 minutos de vídeo 4K 30p. El rendimiento de la batería mejora si se utiliza el modo económico.

También hay un modo Perfomance, que se puede activar desde el menú de la cámara, que reduce su tiempo de arranque de 0,8 a 0,4 segundos. Sin embargo, la activación de esta función reducirá la duración de la batería.

Si vas a utilizar la cámara para disparar todo el tiempo, deberías considerar comprar una batería de repuesto.

Conclusion de la Fujifilm X-A7

Para aquellos que se inician en la fotografía y buscan una cámara sin espejo de nivel de entrada de alta calidad, la Fujifilm X-A7 es una opción interesante y única dentro del panorama actual.

Lo que marca la diferencia es la pantalla más grande en comparación con otros modelos de la competencia. La Fujifilm X-A7, a pesar de no contar con un visor electrónico, da una experiencia de usuario muy agradable, y es perfecta para quienes buscan una máquina que deba usarse casi como un smartphone.

[rap asin="B07XFFYDLX"]

En cuanto a la calidad fotográfica y el rendimiento, la Fuji está en lo más alto de nuestra lista en este rango de precios. Sobre todo por la riqueza de detalles y la reproducción del color (las simulaciones de película son nada menos que excepcionales), esta es la cámara adecuada para aquellos que quieren publicar fotos en Instagram directamente sin pasar por Photoshop.

El sistema AF y la velocidad de disparo en ráfaga no son los mejores, pero siguen siendo de primera categoría, ciertamente suficiente para un principiante en la fotografía sin espejo.

También viene bien tener un apartado de vídeo completo con todas las características que suele buscar un vlogger, y la falta de estabilización interna se soluciona fácilmente simplemente comprando objetivos Fuji estabilizados, de los que encontrarás muchos.

La ausencia (o la escasez) de agarre es una de las características a las que te instamos a prestar atención, especialmente para aquellos con manos grandes que quieran una máquina con cuerpo.

En conclusión, la X-A7 es un modelo que recomendamos al segmento de usuarios que se acercan a la fotografía, y a los bloggers que quieren iniciar un canal de YouTube.

Es fácil de usar, permite crear fotografías de gran calidad y es una cámara que seguramente durará.

[rap asin="B07XFFYDLX" tema="Estilo4"]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Visualidad, Política de privacidad y Cookies. Si continuas navegando aceptas su uso. Más información