Cámara Sin Espejo FUJIFILM X-H1

La Fujifilm X-H1 es la nueva cámara sin espejo producida por Fuji dentro de la serie X, que se une a las ya conocidas X-Pro 2 y X-T2, convirtiéndose en el actual nuevo buque insignia de la casa en la gama sin espejo para profesionales.

El precio, las características, el rendimiento y las primeras impresiones de diferentes fuentes hablan por sí solas, la Fuji X-H1 está dirigida a un público maduro y capaz de aprovechar todas las ventajas que ofrece esta cámara.

Antes de entrar en los detalles, diremos que la X-H1 hereda de sus predecesoras muchos de los aspectos clave que han hecho de Fuji una marca que se distingue de las demás casas, y añade nuevas características que atraerán tanto a los actuales usuarios de cámaras Fuji, como a los que quieran conocer y acercarse a la marca.

El cuerpo de la cámara ha mejorado mucho con respecto a la X-T2, es más robusto y está más sellado. El sensor es el mismo APS-C XTrans CMOS III de 24,3 MP, pero ahora cuenta con tecnología de estabilización de 5 ejes montada directamente en el cuerpo de la cámara (una primicia en las cámaras Fuji).

La calidad fotográfica no se desvía mucho de las versiones anteriores, pero el apartado de vídeo evoluciona y aporta nuevas funciones que harán que la compra sea atractiva para los realizadores de vídeos.

El visor electrónico es actualmente uno de los mejores del mercado en cuanto a nitidez, resolución y comodidad, los numerosos controles de la máquina hacen que la experiencia táctil sea muy agradable para los aficionados a lo analógico.

[caja_estilo1 nombre="Fujifilm X-H1 - Cámara Digital sin Espejo (24.3 MP, 4K/30p)" asin="B079X2Q6GP" imagen="https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/81mS1bdwW3L.AC_SL1500.jpg"]

En general, la X-H1 es una cámara sin espejo que dentro del mundo Fuji representa un avance sustancial, pero que mientras tanto si se compara con otras cámaras sin espejo del mercado en el mismo rango de precios se encontrará con varios competidores difíciles de superar.

La Fuji, sin embargo, ofrece algunas peculiaridades que la distinguen de cualquier otra marca, para los amantes de estas características será difícil decir que no a la compra de esta nueva joya.

Descubramos en detalle la camara Fujifilm X-H1.

Diseño y características

Al diseñar la X-H1, Fujifilm sin duda escuchó los consejos de los usuarios que querían un agarre más masivo que el de la Fuji X-T2, y en general el cuerpo de la X-H1 es un 25% más grande, de nuevo fabricado en aleación de magnesio.

La anchura del cuerpo es de 140 mm (frente a los 135 mm de la X-T2), la altura es de 97 mm (91 mm en la X-T2) y la profundidad es de 85 mm (casi el doble de la profundidad de la X-T2, que es de 49 mm). El peso de la cámara anterior es de 507 gramos, la nueva X-H1 pesa 673 gramos, un aumento significativo para una sin espejo con un sensor no full-frame.

[caja_estilo1 nombre="Fujifilm X-H1 - Cámara Digital sin Espejo (24.3 MP, 4K/30p)" asin="B079X2Q6GP" imagen="https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/81mS1bdwW3L.AC_SL1500.jpg"]

El tamaño de la X-H1 dará al usuario la sensación de poseer una réflex, proporcionando un agarre más firme y un mejor equilibrio cuando se utiliza con un teleobjetivo.

Algunos usuarios dirán que este tamaño choca con las capacidades reales de la cámara y que un cuerpo tan grande sería más adecuado para un sensor de fotograma completo.

Los fotógrafos que buscan una cámara con sensor APS-C suelen tener en mente la ventaja de la portabilidad y la ligereza, útiles para los viajes; la X-H1 no sería una opción óptima para quienes buscan estas características, por lo que se encuentra en un segmento de mercado muy particular.

Los que buscan una cámara profesional y capaz podrían inclinarse por una full-frame como la Sony Alpha 7 III, mientras que los que buscan una cámara de viaje se inclinarán por otras marcas que ofrecen cámaras con sensores APS-C pero con cuerpos más delgados.

Hay que decir que, al margen de este dilema, la X-H1 ofrece una experiencia táctil única de la que ninguna otra marca puede presumir: la característica clásica y atemporal de las cámaras Fuji es, de hecho, la presencia de botones y diales de control para ofrecer al usuario una experiencia analógica para ajustar los principales parámetros. La velocidad de obturación, la apertura, la sensibilidad ISO, la compensación de la exposición y el modo de disparo son algunos ejemplos de los controles físicos presentes en el cuerpo de la cámara.

Una de las nuevas incorporaciones a la gama de la X-H1 es una pantalla LCD montada en la parte superior (que sustituye al dial de compensación de la exposición de la X-T2), directamente a la derecha del dial de velocidad de obturación.

Esta pantalla contiene diversas informaciones útiles según el modo de uso y algunas informaciones incluso cuando la cámara está apagada, es visible incluso en la oscuridad si se pulsa un botón específico situado cerca de la misma pantalla. Además, puedes cambiar la información que aparece en esta pantalla a voluntad, yendo a operar en los ajustes internos.

La perla de la X-H1 es su nuevo y potente visor óptico electrónico O-LED de 3,69 millones de puntos: comparado con el de la X-T2 es más luminoso y el ocular de goma es más grande, la resolución pasa de 2360k a 3690k puntos, lo que se traduce en una imagen más nítida y una mayor precisión en la selección del punto de enfoque.

[caja_estilo1 nombre="Fujifilm X-H1 - Cámara Digital sin Espejo (24.3 MP, 4K/30p)" asin="B079X2Q6GP" imagen="https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/81mS1bdwW3L.AC_SL1500.jpg"]

La cámara está sellada, es resistente a la intemperie y funciona a temperaturas de entre -10 y 40 grados centígrados. Fuji también afirma que el mecanismo de montaje del objetivo X-Mount ha sido mejorado con respecto a la versión anterior, permitiendo ahora un sellado superior cuando el objetivo está montado en la cámara.

Pasando a la sección de controles y botones, en la parte frontal de la cámara y alrededor del conector del objetivo se encuentran: el iluminador de AF, el botón de función, el desbloqueo del objetivo, el selector de modo de enfoque y el terminal de sincronización.

En la parte superior de la empuñadura se encuentra el botón del obturador y el interruptor ON-OFF, junto con el botón de compensación de la exposición y un dial de control frontal.

En la parte superior del cuerpo hay dos diales de control, uno para seleccionar la velocidad de obturación y otro para seleccionar la sensibilidad ISO, bajo el primero hay otro dial para seleccionar el tipo de zona de enfoque, y bajo el segundo hay otro dial para seleccionar el "drive mode" que es el modo de disparo. Para seleccionar el balance de blancos deseado hay que ir a la sección del menú digital en el menú rápido (Q).

Inmediatamente al lado del visor electrónico, hay una pequeña rueda para el control de ajuste de las dioptrías, que se utiliza para ajustar el visor de acuerdo con sus dioptrías. Encima del visor se encuentra la zapata para accesorios externos como el micrófono o el flash.

En el lado izquierdo de la cámara se abre la puerta que encierra los conectores. Cuando la puerta está cerrada, el sellado es a prueba de humedad y arena. En el interior, de arriba a abajo, encontrarás: entrada para conectar un micrófono externo (minijack de 3,5 mm), conector micro USB compatible con USB 2.0 y 3.0, micro HDMI tipo D y un conector de liberación remota de 2,5 mm.

En el lado derecho de la empuñadura encontramos la entrada de la tarjeta SD, que también está sellada cuando está cerrada. La X-H1 cuenta con una ranura doble para tarjetas SD, y ambas ranuras son compatibles con las tarjetas SD de memoria UHS II. Por lo tanto, la cámara es capaz de soportar las últimas y mejores tarjetas SD.

Pasando a la parte trasera, alrededor de la gran pantalla LCD y en la parte superior izquierda de la misma encontramos el botón de borrado y el botón de reproducción, luego el gran ocular de goma para apoyar el ojo en el visor.

A la derecha de este último se encuentran el botón AEL y el botón AFON, luego un anillo de control trasero que se suele utilizar con el pulgar derecho y junto con el botón de compensación de la exposición (que se pulsará al mismo tiempo con el dedo índice derecho).

Justo debajo, a la derecha de este último dial, se encuentra el botón Q (menú rápido) y la lámpara de control. A la derecha inmediata de la pantalla hay (de arriba a abajo): el joystick para seleccionar el punto de enfoque, luego los botones de selección y el botón MENU/OK, y el botón DISPLAY/BACK.

Debajo del cuerpo de la cámara se encuentra el compartimento de la batería, el altavoz, la entrada para el trípode y el conector para la empuñadura de la batería con su tapa.

Pantalla y visor

El visor de la X-H1 es sin duda una de las características que la convierten en una cámara para profesionales, poniéndola a la altura de las mejores cámaras sin espejo del mercado.

Los 3,69 millones de puntos y la increíble luminosidad, junto con el aumento de 0,75x, hacen del visor de la X-H1 un instrumento de precisión que afecta radicalmente al resultado final de tus fotos y vídeos.

Con una resolución tan alta, ni siquiera necesitarás acercar y alejar el zoom para comprobar que el punto de enfoque está donde quieres: la imagen y los detalles son tan nítidos que puedes encontrar fácilmente el punto de enfoque incluso sin ampliar la imagen.

[caja_estilo1 nombre="Fujifilm X-H1 - Cámara Digital sin Espejo (24.3 MP, 4K/30p)" asin="B079X2Q6GP" imagen="https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/81mS1bdwW3L.AC_SL1500.jpg"]

En la parte trasera del cuerpo de la cámara se encuentra la pantalla LCD de 3 pulgadas y 1,04 millones de puntos con funcionalidad táctil. La resolución es buena y la pantalla también se puede inclinar hacia abajo, hacia arriba y girar hacia la derecha, pero no hacia la izquierda, lo que sería útil para los selfies o para grabarse a uno mismo en modo vlog, por ejemplo.

La tecnología de la pantalla táctil necesita ser mejorada y tiene algunos defectos: el uso de la pantalla táctil para enfocar puede no ser particularmente agradable porque la cámara es un poco lenta en la transmisión de la información de la pantalla al sistema AF.

Con la introducción del monitor LCD secundario (situado en la parte superior, cerca del botón del obturador), Fuji permite al usuario acceder rápidamente a cierta información básica.

Cuando la cámara está en modo foto, la pantalla muestra los parámetros de exposición, balance de blancos y modo de disparo, mientras que en modo vídeo muestra los parámetros útiles para la grabación de vídeo. Cuando la cámara está apagada, la pantalla secundaria muestra el estado de la batería y de la tarjeta SD.

Calidad de la imagen

La Fujifilm X-H1 cuenta con una sensibilidad ISO que va de 200 a 12.800, ampliable a 100-51.200, la resolución fotográfica máxima en proporción 3:2 es de 6000x4000 píxeles, y es capaz de producir fotos de extraordinaria calidad.

En el modo de disparo continuo, se pueden conseguir 8 fotogramas por segundo, y si se utiliza la empuñadura de refuerzo (se vende por separado), este rendimiento puede mejorarse hasta un máximo de 11 fps con el obturador mecánico y hasta 14 fps con el obturador electrónico. El número de disparos por segundo es especialmente importante para los fotógrafos deportivos y de acción.

La X-H1 es la quinta cámara producida por la serie X de Fuji que monta el sensor X-Trans III CMOS de 24,3 millones de píxeles, combinado con el X-Processor Pro.

La calidad de imagen no es muy diferente de las versiones anteriores, pero sigue estando a la altura de los tiempos y del nivel de los competidores sin espejo de la misma gama y precio.

La cámara cuenta con una impresionante gestión del ruido (noise) incluso cuando se dispara a niveles de sensibilidad (ISO) elevados. Evidentemente, en cuanto superes la ISO 800 empezarás a ver el llamado ruido de luminancia, pero interviniendo en la postproducción con un programa de retoque puedes solucionar fácilmente este problema y obtener resultados aceptables.

[caja_estilo1 nombre="Fujifilm X-H1 - Cámara Digital sin Espejo (24.3 MP, 4K/30p)" asin="B079X2Q6GP" imagen="https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/81mS1bdwW3L.AC_SL1500.jpg"]

La calidad de imagen en formato RAW está al mismo nivel que la de los competidores, pero donde Fuji brilla sin duda es en el procesamiento de imágenes JPEG.

El motor JPEG de la X-H1 renderiza muy bien cuando se utilizan los diferentes modos de color que se pueden activar desde el menú interno. Estos modos son dieciséis, y no son los clásicos filtros que hacen las imágenes ostensiblemente más falsas y elaboradas, sino que son pequeñas correcciones para dar resultados profesionales directamente desde la cámara.

Por ejemplo, el modo de color Provia/Estándar es muy similar a la respuesta de color que daría una cámara Canon, con la diferencia de que los tonos de verde serán más ricos, los rosas un poco menos en el tono de amarillo y los rojos menos en el tono de naranja.

Entrando en el detalle de los ajustes que puedes encontrar en el menú interno, estos son los 16 modos de simulación de película JPEG que puedes utilizar al disparar con la X-H1: PROVIA/Estándar, Velvia/Vivid, ASTIA/Soft, Classic Chrome, PRO Neg. Hi, PRO Neg.Std, Blanco y Negro, Blanco y Negro+Filtro Y, Blanco y Negro+Filtro R, Blanco y Negro+Filtro G, Sepia, ACROS, ACROS+Filtro Y, ACROS+Filtro R, ACROS+Filtro G, ETERNA/Cinema.

Entre los modos más interesantes tenemos seguramente la nueva simulación de película Eterna/Cinema, que tanto en foto como en vídeo da resultados similares a un filtro de película, atenuando la saturación de los colores y aumentando la dinámica. En postproducción todavía nos permitirá intervenir sobre los colores si los queremos más cargados.

Rendimiento

La estabilización de 5 ejes es uno de los puntos fuertes de la Fujifilm X-H1, consigue hasta 5,5 puntos de compensación y puede dar tranquilidad a los videógrafos que no dispongan de objetivos estabilizados o a los fotógrafos que la vayan a utilizar para sujetos en movimiento como deportes o acción con teleobjetivos, o simplemente para aquellos que quieran disparar con una velocidad de obturación media sin tener que utilizar necesariamente un trípode.

Es la primera serie X de Fujifilm que monta un estabilizador en el cuerpo de la cámara. El mecanismo de estabilización está conectado directamente al sensor APS-C X-TRANS III de 24 megapíxeles de última generación.

El obturador es muy silencioso, lo que resulta útil para quienes quieren hacer fotos de la naturaleza o durante bodas o eventos similares. Esta es otra propiedad que hace que la X-H1 sea más avanzada que la anterior X-T2, donde el sonido del obturador es considerablemente más fuerte.

[caja_estilo1 nombre="Fujifilm X-H1 - Cámara Digital sin Espejo (24.3 MP, 4K/30p)" asin="B079X2Q6GP" imagen="https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/81mS1bdwW3L.AC_SL1500.jpg"]

La sensibilidad del botón del obturador es otra de las peculiaridades de Fuji que puede incomodar si no se está acostumbrado: el botón es extremadamente sensible y a veces es difícil diferenciar entre un disparo medio y uno completo.

El sistema de autoenfoque procede directamente de la anterior X-T2, y se basa en una tecnología híbrida que combina la detección de fase y la detección de contraste en 91 puntos (hasta un máximo de 325 puntos), con una cobertura del encuadre que alcanza hasta el 50% en horizontal y hasta el 75% en vertical.

En comparación con la Fujifilm X-T2, sin embargo, la X-H1 tiene algunas ventajas que el fotógrafo profesional encontrará útiles: la detección de fase recibe con la X-H1 una mejora de sensibilidad de 1,5 puntos, de 0,5EV a -1EV, esto significa que en condiciones de poca luz la cámara tendrá menos dificultades para enfocar el sujeto deseado.

Además, la X-H1 permite enfocar con una apertura de hasta f/11, mientras que en la X-T2 la misma limitación era disparar a f/8.

Una de las innovaciones más útiles es que el sistema AF ahora puede aprovechar la pantalla táctil, permitiendo al usuario tocar la pantalla para seleccionar el punto de enfoque.

Hay que decir que esta última novedad, aun siendo un paso adelante para las cámaras de Fujifilm, tiene algunos fallos entre los que destaca el retardo desde el toque hasta el enfoque real, pero no es un problema para los fotógrafos experimentados porque siempre se puede cambiar al uso del excelente joystick que la X-H1 proporciona en el cuerpo de la cámara para seleccionar el punto de enfoque.

Al igual que las cámaras sin espejo de Sony, la Fujifilm X-H1 cuenta con detección automática de ojos. Esta opción funciona bien si el sujeto no se mueve pero en cuanto el sujeto se mueva la Fuji no rastreará el movimiento del ojo, esto se debe a que en la X-H1 esta opción sólo está disponible en AF-S (autofoco simple) mientras que por ejemplo en la Sony A7 III se puede utilizar esta función también en modo AF-C (autofoco continuo).

Es importante recordar que Fujifilm es conocida en el sector por tratar a sus clientes con la vista puesta en publicar actualizaciones de firmware que realmente mejoren las prestaciones de la cámara, por lo que algunas de las características que a día de hoy están limitadas podrían ser cambiadas y mejoradas en el futuro a través de una actualización de software.

En la práctica, veamos cómo se comporta esta cámara según diversos escenarios y formas de uso, es útil para entender para qué tipo de fotografía es adecuada la Fuji, para orientar la compra.

Una de las ventajas de poseer una cámara Fuji es el procesado de la imagen RAW en JPEG directamente en la cámara, con un motor muy avanzado y diferentes modos de procesado de color para obtener resultados listos para publicar sin tener que ir a un ordenador externo a procesar la foto.

Por lo tanto, si sales a hacer fotos y quieres dejar el portátil en casa, Fuji te permite disparar, procesar y editar, y luego transferir la foto a tu smartphone, lista para publicar en las redes sociales.

Índice

    Tipos de uso

    La X-H1 es una cámara sin espejo versátil que se presta muy bien a muchos tipos de uso. Veamos con más detalle sus puntos fuertes en diferentes situaciones concretas.

    Fotografía deportiva, de acción y de naturaleza

    El sistema de autoenfoque de la X-H1 es lo suficientemente potente y avanzado como para permitirte utilizar la cámara con un teleobjetivo, y el rendimiento de la cámara será de tu agrado en cuanto entiendas cómo funciona el mecanismo AF-C (autoenfoque continuo).

    Por otro lado, si lo que buscas es una cámara de alto rendimiento en este tipo de fotografía, en el mismo rango de precios de la X-H1 está la Nikon D500 que en el campo es una máquina impresionante y es probablemente la elección más sabia si planeas hacer de este tipo de fotografía tu actividad principal.

    La D500 tiene un sistema AF con amplia cobertura de fotogramas, enfoca muy rápido y sigue a los sujetos en movimiento de forma muy precisa, seguramente esta es la característica que la distingue de la X-H1 y la razón por la que nos sentimos a recomendarla para esta especialización.

    Si vas a utilizar la cámara para muchos tipos de fotografía, incluidos los deportes y la naturaleza, y también tienes pensado grabar vídeo, la X-H1 es sin duda la elección correcta porque te permite hacer un poco de todo y con resultados superiores a la media.

    Fotos en Paisajes

    Si cambias de la Fujifilm X-T2 a la X-H1 no notarás mucha diferencia en la calidad de imagen si haces muchas fotos en paisajes. La única diferencia es que la X-H1 le permitirá utilizar menos un trípode debido a la introducción del sistema de estabilización interna.

    También aquí, si tu especialización es la fotografía en el paisaje, la Pentax K-1 es la cámara de referencia y cuesta más o menos lo mismo que la X-H1, con la diferencia de que la calidad final de la imagen, por ejemplo de una puesta de sol, viene dictada por la calidad de los colores, y la Pentax presume de una opción llamada Pixel-Shift Resolution Mode que permite capturar para cada uno de los píxeles toda la información RGB; o la Sony A7 III que con su sensor de fotograma completo y la amplia disponibilidad de objetivos zoom gran angular podría ser una opción más adecuada para este tipo de especialización.

    Social

    Aplicar la X-H1 en la fotografía social y, en general, en el retrato de personas y momentos es, sin duda, una elección que no te dejará decepcionado.

    La tecnología de detección de rostros y el rendimiento en situaciones de poca luz son elementos clave que harán de la Fuji una buena compra si esta es tu pasión.

    La transferencia instantánea de la cámara al teléfono inteligente también es útil, ya que permite publicar fotos al instante en las redes sociales. Si hay un punto delicado en este asunto es sin duda la impracticabilidad de tener una cámara pesada y no pequeña.

    Bodas y eventos

    El fotógrafo de bodas suele estar en el medio entre el fotógrafo de acción y el fotógrafo social.

    La cámara para bodas debe tener las prestaciones que se adaptan a estos dos tipos de fotografía, deducimos que la X-H1 encuentra en este departamento una de sus mejores aplicaciones, si a ello le sumamos que el modo de vídeo de Fuji (ver más abajo) presume de unas prestaciones que le permiten grabar películas profesionales, estamos ante una cámara que para los fotógrafos de bodas y eventos será un gran compromiso.

    El disparador súper silencioso y la función de detección de rostros son muy útiles para fotografiar una boda. Ten en cuenta que el sistema AF de detección de fase de Fuji no cubre todo el encuadre, por lo que si el sujeto está fuera del área cubierta por la detección de fase, tendrás algunas dificultades para seleccionar el punto de enfoque fuera del área central del encuadre.

    [caja_estilo1 nombre="Fujifilm X-H1 - Cámara Digital sin Espejo (24.3 MP, 4K/30p)" asin="B079X2Q6GP" imagen="https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/81mS1bdwW3L.AC_SL1500.jpg"]

    Para los fotógrafos que no quieren perder el tiempo editando imágenes a través del software para PC, Fuji ofrece opciones de simulación de película JPEG ya preparadas.

    Por otro lado considera también que si compras Fuji para fotografiar eventos y bodas, la elección de un flash compatible con Fuji es más limitada que otras marcas.

    Por las reflexiones anteriores entenderás que la Fujifilm X-H1 es una cámara con unas características que se adaptan bien a cualquier escenario y situación, pero no brilla en ninguna de ellas.

    Vídeo

    Las capacidades de vídeo de la X-H1 son las que hacen que esta cámara destaque en rendimiento en comparación con las anteriores cámaras sin espejo del mismo fabricante.

    Se puede grabar vídeo 4K hasta 15 minutos seguidos y además de la resolución 4K tradicional de 3840x2160, la X-H1 añade la posibilidad de seleccionar una resolución aún mayor llamada "cinema 4K" de 4096x2160, útil para quienes quieran producir vídeos en cinema fo rmato más extendidos horizontalmente sin tener que perder la resolución 4K en vertical.

    Con la Fujifilm X-H1 se puede grabar vídeo en 4K a un máximo de 30 fotogramas por segundo y con un muestreo de color 4:2:0 de 8 bits y a un máximo de 200 Mbps (100 Mbps y 50 Mbps también disponibles).

    Para entender dónde encaja la cámara en el mercado de los videógrafos profesionales, si la comparamos con la Panasonic GH5 o GH5S las prestaciones estarán justo por debajo.

    De hecho, la Panasonic GH5 cuenta con un muestreo de color 4:2:2 de 10 bits, lo que significa que la calidad de la Panasonic está más cerca de una película profesional producida para el cine o la televisión. Esto no quiere quitarle nada a la X-H1, que en términos de calidad de vídeo estará a la altura de las últimas cámaras sin espejo de la gama de sensores estabilizados APS-C.

    Filmar vídeo con la X-H1 seguirá siendo una experiencia agradable, ahora más que nunca gracias a la introducción de IBIS (In Body Image Stabilisation). La estabilización interna integrada directamente en el sensor le permitirá grabar vídeos sin vibraciones incluso si graba a mano, sin trípode ni estabilizador externo.

    Para los videomakers que se tomen en serio la producción de contenidos de vídeo con esta cámara, recomendamos encarecidamente que consideren la compra de la empuñadura de batería VBP-XH1, que no solo aumentará la duración de la batería al añadir dos baterías más además de la incorporada en el cuerpo, sino que también permitirá grabar vídeos en 4K hasta 30 minutos seguidos.

    También añade una salida de audio muy práctica para controlar la grabación de sonido mientras se graba el material, lo cual es una característica muy importante para aquellos que quieren obtener grandes resultados en la producción de vídeo.

    Es cierto que el Vertical Power Booster Grip hará que la cámara sea aún más pesada y menos maniobrable, pero las ventajas de tener el triple de duración de la batería, el doble de grabación en 4k y una salida de audio para auriculares valdrán tanto la compra como el peso.

    Para la grabación de vídeo a cámara lenta, la X-H1 ofrece una opción de 1080p HD hasta 120 fps.

    Los videógrafos más experimentados se alegrarán de saber que hay algunas ventajas para los expertos dentro de las opciones de vídeo de la X-H1: la X-H1 es ahora compatible con la grabación de vídeo f-log, que permite grabar secuencias con un rango dinámico más amplio y conseguir resultados cinematográficos en la posproducción.

    También hay una nueva opción de grabación de vídeo llamada "Eternal" que permite obtener resultados de aspecto cinematográfico directamente desde la cámara, por lo que para quienes no dispongan de un potente software de postproducción pero quieran conseguir resultados similares a los de una película, esta puede ser una opción muy útil y fácil de usar.

    Conectividad

    Las conexiones inalámbricas de la X-H1 son Bluetooth, Wi-Fi y NFC.

    Una vez que conectes la cámara a tu smartphone mediante una de estas conexiones inalámbricas y descargues la app Fujifilm Camera Remote, podrás descargar tus fotos directamente a tu teléfono y compartirlas en las redes sociales.

    Si quieres conectar la cámara a un monitor externo o a un televisor, también puedes utilizar el puerto HDMI. También hay un puerto USB que te será útil especialmente para recargar la batería interna o para conectar la cámara a tu ordenador.

    Conectar un micrófono externo para capturar audio de calidad durante la grabación de vídeo será posible a través del puerto minijack de 3,5 mm, mientras que si quieres utilizar una luz de velocidad o un flash externo, ya que como muchas otras cámaras profesionales la X-H1 no tiene un flash incorporado en el cuerpo de la cámara, sólo tienes que colocarlo en la zapata encima del visor.

    Si utiliza un mando a distancia para disparar a distancia, éste puede conectarse a la cámara a través del puerto de 2,5 mm.

    Duración de la batería

    La duración de la batería es probablemente el punto más doloroso de la cámara, ya que la X-H1 utiliza las mismas baterías que la versión anterior.

    Si utilizas la cámara tal cual, obtendrás un máximo de 310 disparos con una batería W-126S, lo que significa que un fotógrafo profesional (o un entusiasta al que le guste disparar a repetición) se encontrará con que tiene que cambiar la batería después de aproximadamente medio día, lo que está por debajo de la media cuando se trata de cámaras profesionales.

    Habríamos esperado ver esto mejorado, y teniendo en cuenta que la X-H1 es un 25% más grande que la X-T2, nos preguntamos por qué la batería no recibió una mejora en tamaño y capacidad.

    Tener una batería de repuesto en el bolso o comprar el Power Booster Grip, que admite dos baterías adicionales, son algunas de las soluciones para resolver este problema.

    La buena noticia es que Fujifilm ha incluido cuidadosamente, con la compra de la cámara y en el precio, un cargador de batería externo y portátil que puedes llevar contigo y utilizar para cargar la batería de repuesto y así tener siempre una lista cuando la necesites.

    Otra opción es utilizar el práctico puerto USB que la cámara tiene en el lado izquierdo, para cargar la batería interna mientras se viaja. En cualquier caso, si adquieres esta cámara te recomendamos que presupongas al menos una batería de repuesto.

    Conclusion final de la camara Fujifilm X-H1

    La nueva XH1 de Fujifilm es una cámara sin espejo reservada para fotógrafos y videógrafos profesionales, o para aficionados con necesidades que se acercan a las de los profesionales.

    Externamente, es muy duradera y apta para su uso en situaciones extremas, cualidad que la hace perfecta para quienes quieran utilizarla en condiciones climáticas adversas, está completamente sellada y es resistente a la humedad y la arena.

    La estructura del cuerpo de la cámara tiene un cierto peso y ciertamente da una sensación de cámara profesional cuando la sostienes.

    Internamente y en términos de rendimiento, no tiene nada que envidiar a la competencia y viene equipada con todo lo necesario para hacer fotos profesionales y grabar vídeo de alta calidad.

    [caja_estilo1 nombre="Fujifilm X-H1 - Cámara Digital sin Espejo (24.3 MP, 4K/30p)" asin="B079X2Q6GP" imagen="https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/81mS1bdwW3L.AC_SL1500.jpg"]

    El estabilizador interno es definitivamente el punto fuerte en comparación con las versiones anteriores, por fin Fuji llega al mercado con una cámara sin espejo que puede competir con Panasonic y Sony.

    Hay que señalar que mientras Sony y Panasonic consiguen un alto rendimiento sin tener que añadir accesorios externos al cuerpo de la cámara, con la Fuji hay que comprar el Booster Grip para aprovechar al máximo las opciones de la gama alta de la mirrorless.

    Con el Booster Grip, podrás grabar vídeos 4K hasta 30 minutos seguidos, disfrutar de una mayor duración de la batería y utilizar los ajustes máximos de disparo continuo (disparo en ráfaga). Por otro lado, también supone añadir peso y volumen a una cámara sin espejo que ya está por encima de la media, además del gasto que supone comprar un artilugio profesional que desde luego no es barato.

    El enfoque automático es bueno y muy rápido. La detección de ojos no alcanza los niveles de rendimiento de la Sony, pero para retratar a personas quietas en una posición no hay problemas. El joystick y la pantalla táctil son grandes herramientas que te permitirán manejar el foco de forma profesional.

    Para los que les gustan los controles manuales y táctiles, Fuji ofrece una experiencia muy intuitiva. El cuerpo de la cámara de aleación de magnesio tiene una serie de botones y diales de control que otras marcas reservan para el control puramente digital, esto puede determinar la compra tanto para los que ya tienen experiencia con los cuerpos de las cámaras Fuji, como para los que quieren dar un giro a su estilo fotográfico.

    Las ranuras dobles para tarjetas de memoria SD son muy útiles para quienes quieren organizar sus archivos de forma profesional, por ejemplo, si quieres guardar fotos en una tarjeta y vídeos en la otra.

    Los objetivos compatibles con la X-H1 son todos aquellos con montura X. Para aquellos que ya poseen una serie X de Fuji, los mismos objetivos serán compatibles con la X-H1. Si por el contrario te pasas a Fuji y quieres comprar objetivos específicos para las cámaras de la serie X, para comprar serán los marcados como Fujifilm XC para los que quieran quedarse con un presupuesto bajo, o Fujifilm XF y Fujinon XF para los que quieran objetivos más profesionales.

    Una última consideración debe hacerse hacia el sensor: se llega a pensar que la X-H1 es la última cámara de Fuji que monta el sensor APS-C X-Trans III, siendo esta una tecnología obsoleta utilizada para las últimas cinco cámaras de la marca Fujifilm en los últimos dos años.

    [caja_estilo1 nombre="Fujifilm X-H1 - Cámara Digital sin Espejo (24.3 MP, 4K/30p)" asin="B079X2Q6GP" imagen="https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/81mS1bdwW3L.AC_SL1500.jpg"]

    No hay nada que decir, el sensor funciona de maravilla y ofrece unos resultados dignos de una mirrorless de bandera, pero para aquellos que tengan paciencia y quizás ya posean una cámara de la serie Fuji X para hacer fotos y no estén muy interesados en la parte de vídeo, este aspecto es para tenerlo en cuenta, si merece la pena esperar a que Fuji diseñe y lance un nuevo sensor que realmente marque la diferencia en la calidad de imagen.

    Si por el contrario ya tienes una cámara Fuji y estás especializado en la producción de vídeo, te recomendamos absolutamente la compra.

    El nuevo buque insignia de Fuji es sin duda una compra de la que no te puedes arrepentir y para aquellos que se están introduciendo en el mundo de Fuji y vienen de otras marcas, esta es sin duda la cámara a comprar en la gama pro.

    La estabilización de imagen es una característica de la que una vez probada no se puede prescindir, y esto por sí solo, podría ser una razón válida para elegir comprar la X-H1 que las versiones anteriores.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Visualidad, Política de privacidad y Cookies. Si continuas navegando aceptas su uso. Más información